MedlinePlus

Morfina oral

Envíelo a un amigo
Advertencia
La morfina puede ocasionar problemas de respiración graves o que amenacen su vida, especialmente al principio de su tratamiento y en cualquier en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante su tratamiento. Su médico ajustará su dosis cuidadosamente para controlar su dolor y disminuir el riesgo de que experimente problemas respiratorios graves. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido respiración lenta o asma. Su médico podría indicarle que no tome morfina. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad pulmonar como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD; un grupo de enfermedades que incluyen bronquitis crónica y enfisema), una lesión en la cabeza o cualquier condición que incremente la cantidad de presión en su cerebro o cifoscoliosis (curvatura de la columna vertebral que puede ocasionar problemas respiratorios). El riesgo de que desarrolle problemas respiratorios puede ser mayor si es un adulto mayor o si está débil o mal nutrido debido a una enfermedad. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia: respiración lenta, largas pausas entre respiraciones o dificultad para respirar. [Más...]
¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?
La morfina se usa para aliviar el dolor moderado a fuerte. Las cápsulas y tabletas de liberación prolongada de morfina solo se usan para aliviar el dolor fuerte (todo el tiempo) que no se puede controlar con el uso de otros medicamentos analgésicos. Las cápsulas y tabletas de liberación prolongada de morfina solo deberían usarse para tratar el dolor que no se puede controlar con medicamento que se toma cuando es necesario. La morfina pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Funciona al cambiar la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor.

¿Cómo se debe usar este medicamento?
La morfina viene como tableta, solución (líquido), tableta de liberación prolongada (acción prolongada) y cápsulas de liberación prolongada (acción prolongada). para tomar por vía oral. La tableta y solución oral regular se toman usualmente cada 4 horas según sea necesario para el dolor. Las tabletas de acción prolongada de la marca MS Contin usualmente se toman cada 8 o cada 12 horas. Las cápsulas de acción prolongada de la marca Kadian usualmente se toman con o sin alimentos cada 12 o 24 horas. Las cápsulas de acción prolongada de la marca Avinza se toman una vez al día. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda.

Si toma la solución de morfina, use la taza de dosificación o jeringa que viene con el medicamento para medir su dosis. Asegúrese de saber cuántos mililitros del líquido debe tomar. Pregunte a su farmacéutico si tiene alguna pregunta acerca de cuánto medicamento debe tomar o cómo usar la taza de dosificación o jeringa.

Si toma las cápsulas de acción prolongada de la marca Kadian y tiene un tubo de gastrostomía (tubo de alimentación insertado quirúrgicamente), pregunte a su médico o farmacéutico cómo administrar el medicamento a través de su tubo.

Si no puede tragar las cápsulas de acción prolongada (Avinza, Kadian), puede abrir cuidadosamente una cápsula, rociar todos los gránulos que contiene en una cucharada de puré de manzana fría o a temperatura ambiente y trague toda la mezcla de inmediato sin masticar ni triturar los gránulos. Luego enjuague su boca con un poco de agua y trague el agua para asegurarse que ha tragado todo el medicamento. No mezcle los gránulos en ningún otro alimento. No guarde las mezclas de medicamento y puré de manzana para después.

Su médico puede indicarle que inicie con una dosis baja y aumente gradualmente su dosis hasta que se controle su dolor. Su médico podría ajustar su dosis en cualquier momento durante su tratamiento si no se ha controlado su dolor. Si considera que su dolor no está controlado, llame a su médico. No cambie la dosis de su medicamento sin hablar con su médico.

No deje de tomar la morfina sin hablar con su médico. Es posible que su médico disminuya su dosis gradualmente. Si deja de tomar la morfina repentinamente, podría experimentar síntomas de abstinencia como inquietud; ojos llorosos; secreción nasal; bostezos; irritabilidad; ansiedad; sudoración; dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido; escalofríos; dolor de espalda, muscular o de articulaciones; náusea; vómitos pérdida de apetito; diarrea; calambres estomacales; debilidad; ritmo cardiaco rápido o respiración rápida.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?
Este medicamento algunas veces se receta para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?
Antes de tomar morfina,
¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?
A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?
Si toma tabletas o líquido de morfina, su médico probablemente le indicará que tome el medicamento según sea necesario.

Si se le ha indicado que tome dosis programadas de las tabletas o el líquido o si toma un producto de acción prolongada además de las cápsulas de liberación prolongada Avinza, tome la dosis que le faltó tan pronto como lo recuerde y no tome la siguiente dosis a la hora programada regularmente. En cambio, deje el mismo período de tiempo que usualmente deja entre dosis antes de tomar la siguiente dosis. Si lo recuerda cuando ya casi es hora de la siguiente dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su dosificación regular. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

Si toma cápsulas de liberación prolongada de la marca Avinza, omita la dosis que le faltó y continúe con su dosificación regular. No tome más de una dosis de este medicamento en 24 horas.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?
La morfina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece: Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico inmediatamente: La morfina puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene cualquier problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [http://www.fda.gov/Safety/MedWatch] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?
Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño). Deje ir en el inodoro cualquier tableta, tableta de liberación-prolongada cápsula de liberación prolongada y líquido de morfina que esté vencido o que ya no necesite para que no la puedan tomar otras personas. Hable con su farmacéutico sobre la forma adecuada para desechar el medicamento.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?
En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir:
¿Qué otra información de importancia debería saber?
Asista a todas las citas con su médico.

Esta receta médica no se puede volver a surtir. Si toma morfina para controlar su dolor a largo plazo, asegúrese de programar sus citas con el médico de manera que no se quede sin medicamento. Si toma morfina a corto plazo, llame a su médico si sigue sintiendo dolor después de terminar de tomar el medicamento.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

¶ Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.


15/08/2014
© 2014. The American Society of Health-System Pharmacists, Inc.
ASHP
Volver al comienzo | Página principal | Contáctenos | Derechos de autor | Política de privacidad