MedlinePlus

Absceso anorrectal

Envíelo a un amigo

Es una acumulación de pus en el área del ano y el recto.

Imágenes
Causas
Las causas comunes del absceso anorrectal abarcan: Los abscesos rectales profundos pueden ser causados por trastornos intestinales, tales como enfermedad de Crohn o diverticulitis.

Los siguientes factores aumentan el riesgo de un absceso anorrectal: Esta afección se puede presentar en bebés y niños pequeños que aún utilizan pañales y que tienen antecedentes de fisuras anales.

Síntomas
La hinchazón alrededor del ano y un dolor pulsátil y constante son los síntomas más comunes. El dolor durante las deposiciones puede ser intenso.

Otros síntomas pueden abarcar: En los bebés, el absceso aparece a menudo como una protuberancia inflamada, roja y blanda al borde del ano. El bebé puede estar intranquilo e irritable por la molestia, pero generalmente no hay otros síntomas.

Pruebas y exámenes
Un tacto rectal puede confirmar la presencia de un absceso anorrectal y se puede practicar una proctosigmoidoscopia para descartar otras enfermedades.

En raras ocasiones, se puede necesitar una tomografía computarizada, una resonancia magnética o una ecografía para determinar dónde está localizada la acumulación de pus.

Tratamiento
El problema rara vez desaparece espontáneamente. Los antibióticos solos generalmente no pueden tratar el problema.

El tratamiento implica cirugía para abrir y drenar el absceso. Los abscesos drenados generalmente se dejan abiertos y no hay suturas.

El médico puede prescribir analgésicos y antibióticos.

Usted puede necesitar ablandadores de heces. Practique una buena higiene y consuma una alimentación blanda o líquida hasta que el absceso haya sanado.

Expectativas (pronóstico)
Las personas con esta afección generalmente se recuperan con un tratamiento oportuno. Los bebés y los niños pequeños en general se recuperan muy rápidamente.

Las complicaciones tienden a ocurrir cuando el tratamiento se demora.

Cuándo contactar a un profesional médico
Consulte con el médico si:
Prevención
Un tratamiento rápido o la prevención de enfermedades de transmisión sexual pueden prevenir esta causa de abscesos anorrectales. Utilice condones durante la relación sexual, incluyendo el sexo anal, para prevenir tales infecciones.

Los cambios frecuentes de pañales y la debida limpieza al cambiarlos ayudarán a prevenir tanto las fisuras anales como los abscesos perianales en bebés y niños pequeños.

Nombres alternativos
Absceso anal; Absceso rectal; Absceso perirrectal; Absceso perianal; Absceso de glándulas anales; Absceso del ano y el recto

Referencias
Nelson H. Anus. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery . 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 53.
Actualizado: 7/10/2012
Shabir Bhimji, MD, PhD, Specializing in Cardiothoracic and Vascular Surgery, Midland, TX. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Lea más
© 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.
A.D.A.M
Volver al comienzo | Página principal | Contáctenos | Derechos de autor | Política de privacidad