Omita y vaya al Contenido
Dirección de esta página: http://m.medlineplus.gov/spanish/ency/article/003934.htm

Biopsia de médula ósea

Una biopsia de médula ósea es la extracción de la médula del interior de un hueso. La médula ósea es el tejido blando dentro de los huesos que ayuda a formar las células sanguíneas. Se encuentra en la parte hueca de la mayoría de los huesos.

Forma en que se realiza el examen

Una biopsia de médula ósea se puede realizar en un consultorio médico o en un hospital. La muestra se puede tomar del hueso de la cadera o del esternón. Algunas veces, se utilizan otras áreas.

La médula se extrae con los siguientes pasos:

  • De ser necesario, se le suministra un medicamento para ayudarlo a que se relaje.
  • El médico limpia la piel e inyecta un anestésico dentro del área y la superficie del hueso.
  • Se introduce una aguja para biopsia en el hueso. El centro de la aguja se retira y la aguja hueca se introduce más profundamente dentro del hueso. Esto captura una pequeña muestra, o núcleo, de médula ósea dentro de la aguja.
  • Se retiran la aguja y la muestra.
  • Se aplica presión y luego un vendaje a la piel.

También se puede llevar a cabo un aspirado medular, generalmente antes de tomar la biopsia. Después de anestesiar la piel, se introduce la aguja dentro del hueso y se utiliza una jeringa para extraer la médula ósea líquida. Si esto se hace, se retira la aguja y se reubica o se puede utilizar otra aguja para la biopsia.

Preparación para el examen

Coméntele al médico:

  • Si usted es alérgico a algún medicamento.
  • Qué medicamentos está tomando.
  • Si tiene problemas de sangrado.
  • Si está embarazada.

Se debe firmar una autorización.

Lo que se siente durante el examen

Usted sentirá una punzada aguda cuando le inyecten la anestesia. La aguja de la biopsia puede también ocasionar un dolor breve, pero generalmente fuerte.  Esta prueba puede ocasionar algo de molestia, dado que el interior del hueso no se puede anestesiar.

Si también se realiza un aspirado medular, usted puede sentir un dolor fuerte y breve a medida que se extrae el líquido de la médula ósea.

Razones por las que se realiza el examen

El médico puede ordenar este examen si uno tiene tipos o cantidades anormales de glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas en un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC).

El examen se utiliza para diagnosticar leucemia, infecciones, algunos tipos de anemia y otros trastornos sanguíneos. También puede emplearse para ayudar a determinar si un cáncer se ha propagado o ha respondido al tratamiento.

Resultados normales

Un resultado normal significa que la médula ósea contiene los tipos y números apropiados de células productoras de sangre (hematopoyéticas), adipocitos y tejidos conectivos.

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales pueden deberse a cánceres de la médula ósea (leucemia, linfoma, mieloma múltiple u otros cánceres).

Con los resultados, se puede detectar la causa de anemia (muy pocos glóbulos rojos), glóbulos blancos anormales o trombocitopenia (muy pocas plaquetas).

Otras afecciones para las cuales se puede realizar el examen son:

Riesgos

Puede haber algo de sangrado en el sitio de punción. Los riesgos más serios, como sangrado o infección graves, son muy infrecuentes.

Nombres alternativos

Biopsia de la médula ósea

Referencias

Choby B. Bone marrow aspiration and biopsy. In: Pfenninger JL, Fowler GC, eds. Pfenninger & Fowler's Procedures for Primary Care. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2010:chap 205.

Hutchison RE, McPherson RA, Schexneider KI. Basic examination of blood and bone marrow. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 22nd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 30.

Actualizado 5/29/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.